divendres, 27 de gener de 2012

Rota por dentro
me fuí a otro lúgar
para empezar de cero
siendo yo misma,
alejando el miedo a vivir
empezando a florescer de nuevo
como el bosque que se quemó
y empieza una larga regeneración.
Desaparecer, no ser nadie
encontrar ese lugar
que siempre buscaste
y parece que lo encontré
el fuego se apagó y la calma llegó.
Los ojos que perdierón su resplendor
poco a poco
van volviendo a brillar.
Y así una etapa se cerró
y otra llegó
si es que en esta vida
todo tiene un motivo
solo debes comprender
y abrir los ojos del corazón
no juzgar y ver más allá
de la apariencia externa
solo mirando con el corazón
encontrarás la calma en tu mísma
y al fín alcanzarás la felicidad